ÉXITO=AUTOESTIMA

Con la participación de Johana Balarezo, licenciada en Psicología con 12 años de experiencia en el colegio bilingüe Pestalozzi de Lima, mamniquieta ha decidido espiar con ella sobre el tema: éxito= autoestima. En una breve pero concluyente información leeremos un valioso mensaje. 

¿Cuál es el vínculo que existe entre el éxito y la autoestima?

Muchas veces pensamos que tener una buena autoestima es valorar nuestras propias cualidades y querernos por estas. De esta manera la estima hacia uno mismo está sujeta a condiciones: me considero valioso si los demás me quieren, si soy exitoso en una carrera o si tengo la figura que deseo.

Lo que ocurre cuando condicionamos nuestra autoestima es que no logramos estar completamente satisfechos, ya que es imposible lograr éxito en las diferentes esferas de la vida.  

Tenemos la posibilidad de volver incondicional la estima hacia uno mismo. Para ello es muy importante no evaluarnos como un todo, sino más bien como personas que estamos en continuo cambio y desarrollo. 

¿Cuál es la actitud que los padres deberían adoptar para transmitir un mejor mensaje al respecto?   

Para transmitir a los niños y adolescentes este mensaje, empecemos por dejar a un lado las etiquetas, buenas y malas: procuremos calificar las acciones positivas y negativas que los chicos realicen, pero no a ellos mismos.

Por ejemplo, si un niño obtiene buenas notas en matemáticas, podemos decirle: “¡qué bien! te va bien en esta materia” o “tienes facilidad para los números”, pero si hacemos un comentario que lo etiquete, como: “eres muy inteligente” o “eres excelente en matemática”, le transmitimos el mensaje de que su inteligencia está condicionada a sus buenas notas, por lo tanto, el día que obtenga una calificación baja, se sentirá frustrado y no inteligente. 

Lo mismo ocurre si, por ejemplo, a un adolescente que no cumple una orden, le decimos: “Eres un desobediente, irrespetuoso”. Él pensara que es así y el concepto que tiene sobre sí mismo se irá deteriorando. En este caso sería mejor llamarle la atención diciéndole: “Hoy no cumpliste con lo acordado”.

¿Qué pasa si el niño lleva una materia de mala gana o sus notas no son las más óptimas?, ¿qué papeles juegan el éxito y la autoestima en dicha circunstancia?  

Los niños y jóvenes deben entender que el hecho de no saber una materia no los hace tontos, pues puede haber otros temas que conozcan muy bien; o que portarse mal no los vuelve “malcriados”, pues puede haber situaciones en las que su conducta sea adecuada. 

En una oportunidad, con respecto a este tema, leí la siguiente metáfora: Pensemos en el ser humano como un perchero o un colgador de ropa… éste puede llenarse con vestidos finos y elegantes o con un trapo sucio y muy corriente. Sin embargo, el centro debe ser el perchero. Si convertimos uno de nuestros trajes (cualidades o defectos) en nuestro centro nos encerramos en una serie de exigencias y frustraciones.  

Nadie tiene éxito en todo ni fracasa en todo y es imposible asignar un valor «general» a una persona como tal y lo apropiado es calificar a las acciones y no a las personas.

¿Alguna recomendación, un cuento, un libro, algún autor? 

¡Sí! Hay una colección preciosa de cuentos que se llama: “De mayor quiero ser feliz”

www.demayorquieroserfeliz.com

De mayor quiero ser feliz

maminiquieta Spionage

#maminiquieta #autoestimaenniños